miércoles, 28 de octubre de 2015

*



                                                     NOCHES BLANCAS



He caminado vagabunda
por todos los caminos de la vida,
con ropa, zapatos y comida
a cuestas,

vivido sin techo
con las llaves de mi hogar,
de mi coche y mi hucha dorada.

He soñado bajo puentes
con mi nombre ilustrado
y mi taxi esperando,

he pasado hambre
con mi nevera llena de
ricos fiambres
y mi cita en el restaurante.

He sido huérfana,
viviendo
con mi padre y mi madre,

pero lo mejor de todo,
mis queridas noches blancas
os lo habéis llevado vosotras,

mi desnudez del alma,
embriagada en la nostalgia
de una ladrona,
esa, donde duerme mi nombre.

                    
                                         lnj




Con cariño, Lou.

6 comentarios:

Dyhego dijo...

Esas noches blancas son como espejos donde nos reflejamos tal cual. Aparecemos tal y como somos. Sin escapatoria. Por eso son tan temidas las noches blancas.

J. R. Infante dijo...

Tenerlo todo y al mismo tiempo no tener nada ¿qué complicados somos, verdad Lou? Sentido poema.- Un abrazo

Antonio Montes dijo...

Me ha gustado mucho el poema. Un abrazo.

L. N.J. dijo...

Hola Diego, como la vida misma.

*

José, todo es verdad y mentira, por eso es complicado como dices. Podría ser de otra manera.

*

Antonio, qué alegría leerte. Es uno de mis preferidos. Muchas gracias.

*

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

venturoso y prospero año con afecto jr.

L. N.J. dijo...

Gracias José Ramón, vengo tarde, pero aquí estamos. Igualmente.