miércoles, 19 de febrero de 2014

Políticos










Tiene José Ángel Valente un texto dedicado a los nicolaítas, del que me voy a permitir copiarlo cambiando algunos detalles concretos. Viene acompañado de una cita de _Juan, A la Iglesia de Efeso_ que también he adaptado a mi manera:


                                  
Eso tienes, empero que aborreces a los políticos,
unos canallas, a los que yo también aborrezco.


Los reconocerás porque llevan un buen traje chaqueta, cada día uno diferente, conjuntado con una corbata que le cuelga de una lengua reptante y viperina. Los reconocerás por la tenue palidez de sus inútiles manos con gestos de idiotas, acompañada de una mirada falsa, endemoniada.
Les gusta las comidas concertadas, brillantes; las fechas y la relación general con gente de su calibre. Teatreros  y divulgadores de palabras chirriantes, espeluznantes. Se alimentan de una clase de humos que a su vez se soplan con facilidad unos a otros: El ego. Se insultan como criminales del poder que son.
Tienen normas, islas, coches privados, criados, vacaciones, luz, agua,comida, varias viviendas, varios sueldos y "dinero", valga de todo, dinero blanco y negro que habitualmente roban con facilidad a todos los ciudadanos de los que obtienen memorables beneficios.
Podrían ser necrófagos, mas no hay de ello prueba irrefutable. Los signos del poder establecido les suelen producir un hipo breve o cortos derramamientos compulsivos. Sienten predilección por las banderas, por la competición y el éxito. Éstos ocupan un puesto al que ningún ciudadano tiene acceso, que desearían en su gran mayoría, sólo por el echo de acabar con ellos. Llevan siempre guardaespaldas y siempre son reconocidos por un grupo de ídolos que los votan para que sigan siendo unos Malditos Cerdos.

 ¡Personajes endomoniados!, no hay más basura que nos puedan echar encima que la que estos cochinos nos dejan cada día.

¿Votar?. Nunca más.


¡Sinvergüenzas!




LNJ               

14 comentarios:

Dyhego dijo...

¡Qué imagen más ajustada a la realidad,Lourdes!
Exactamente así son.
Salu2 nogueroles.

Nacho G. Cármenes dijo...

Hace años que no voto, lo dejé hace hace tiempo, y no tengo pensado por ahora cambiar de parecer. No lo hago no por lo que los políticon tengan o no tengan, porque disfruten de yo que sé que privilegios... dejé de votar simplemente porque me tratan como si fuese imbécil, como si no tuviese memoria.

"¡Si no votas, no puedes protestar!". Me pregunto quién ha metido semejante idea en la cabeza de la gente.

Hay quién confunde no votar con estar al margen de la política o vivir de espaldas a la realidad. Para mí no votar es una postura política.

Un Saludo

Anónimo dijo...

buen plagio Lou, a medias, pero muy bueno
que corra, que tampoco voto nunca más.

MC

Andrei Rublev dijo...


Esto es un exceso, y lo sabéis. Una impostura, porque sabéis bien, ciudadanos míos, que todo fue igual antes, mucho antes, cuando se ataban perros con longanizas.

La política es un noble arte, incluso aunque se haga apología del tirano (Maquiavelo), o de la democracia sentimental (Rousseau). Lo demás, me parece sofística barata, muy propia de estos tiempos.

El ciudadano es el primer cochino, y lo sabe, o quizás no, quizás lleve demasiado tiempo hozando en el muladar.

Repito: qué fácil, qué fácil parece todo...

L. N.J. dijo...

Diego, se intenta ajustar a la realidad. También lo haces muy a menudo con ellos y con bocadillos enormes.

* * *

Nacho, totalmente de acuerdo contigo. He votado muy pocas veces y se acabó.
Eso de que al no votar no puedes protestar es para los que sienten la necesidad de sentirse dominados por los políticos o esperan de ellos lo que una persona misma no es capaz de darse a sí misma. No votar es una postura tan respetable como el que lo hace, sólo que al no elegir ningún partido político se inventan que no tienes elección a hablar de ellos.
No somos esclavos de nadie, ni somos borregos que nos guien.
Está en la mentalidad de cada persona, y desde mi punto de vista, eso debe cambiar.

* * *

Anónimo, eso-eso, yo plagiando y con el mazo dando :)

* * *

Andrei, ¡hombre!, es que nadie ha dicho que nada fuera o sea fácil.
Lo que se puede afirmar es que no se hace una buena política, con excelentes economistas y grandes presidentes. Y si ves interesante el diálogo que se traen entre manos, que con que lo veas una vez al año, el resto se vienen diciendo lo mismo; pues ya me dirás.
¿Te gusta sentir la necesidad de elegir a un político?, me parece muy bien. Estás en todo tu derecho, al igual que yo en no votarlos nunca más.
Lo que es propio en estos tiempos, es lo absurdo de seguir creyendo que no podemos valernos por sí mismo.
Así nos va.

Aquí lo único barato que hay son tus zapatos y los mios ¿qué te apuestas?, y esto es lo mejor que nos puede pasar todavía. La buena vida, la tienen ellos.

Ni tiranos, ni sentimentales; toca la realidad y mirala. Yo estoy con la gente más sencilla, a las que puedo y se dejan ayudar y viceversa.
Esos cerdos, no me interesan en absoluto.

Gracias

Arruillo dijo...

Hola Lou
Un debate con muchas estrías el que has introducido. LLevàndolo al extremo está claro que los políticos actuales son unos impresentables porque roban sin pudor y no se preocupan de estrechar esa amplia zanja que existe entre pobres y ricos.
Lo de votar para mi es otro cantar: luego de tantísimos años sin derechos al respecto,yo siento la necesidad de acudir a las urnas; otra cosa es que tengo la opción de votar en blanco, es decir quiero votar, pero no a vosotros mientras no me desmostréis vuestra valía.
Así lo veo, amiga y así te lo cuento.
Un abrazo

Andrei Rublev dijo...


Nadie se vale jamás por si mismo...

L. N.J. dijo...

Arruillo, es un derecho que tenemos todos, votar; yo no vuelvo a votar a estos impresentables. Ni si quiera en blanco.

Gracias, un beso.

* * *

Andrei, somos seres sociables por ello nadie se vale jamás por sí mismo, no porque yo deba mi voto a nadie.
Hay mucha gente en el mundo que sobrevive ante la miseria, sobreviven como pueden y lo que más les afecta es el estado político en el que se encuentran.

Eso no me vale de excusa.

Andrei Rublev dijo...


"Valerse por si mismo" no es "sobrevivir". Robinson Crusoe "complicó" su vida con Viernes. De la simple unidad a la complejidad social...

Siempre se sobrevive, no obstante; y a pesar del Estado, también y sobre todo.

Aborrezco las generalidades de trazo grueso, porque son casi siempre una simple impostura...

¿Habré excitado tu imaginación para seguir por estos derroteros tan transitados, tan sospechosamente unánimes...?

L. N.J. dijo...

Ante la miseria, sí Andrei; no sobrevivimos los que tenemos, aunque se podrían contar circunstancias en las que nos hemos visto muy mal.
Date una vuelta por el mundo y mira que hay gente que sobrevive porque se vale por sí misma, en el extremo de la pobreza.

Vale, no generalizemos, que cada individuo cuente su historia.
¿Eso quieres?.

De qué imaginación hablas ¿de la sociológica?.



Nacho G. Carmenes dijo...

"Nadie se vale jamas por si mismo..."

Soy de la misma opinión, sólo le he dado la espalda a la politica no al prójimo.

L. N.J. dijo...

Poder elegir, es sentirse libre. Podríamos decir que nadie lo es completamente, pero bajo cualquier circunstancia sólo nosotros mismos sabremos decidir si vivir condicionados a los demás merece la pena sin antes, ser en si, uno mismo. Incluso entre rejas, ser uno mismo, es posible. Ese es el instinto más innato del ser humano, que con los años, vamos perdiendo.
Lo demás, en su mayoría son todo imposiciones.


Dyhego dijo...

¡Felicidades por el día de Andalucía!
Salu2.

L. N.J. dijo...

Gracias Diego, por acordarte de las tierras andaluzas.

Saludos